Zahara (Razzmatazz 18/11/2016)

Después de haber tocado en formato “acustiquísimo” y en formato trío en la misma semana, “La Santísima trinidad” llegaba en banda completa, el Viernes 18 presentando su disco SANTA.

Comenzamos a llegar sobre las 20.00h a la calle Pamplona para entrar a la 2 de Razzmatazz. Una sala que siempre nos ha traído alegrías. Entre el público muchas caras conocidas, amigos, miembros de otros grupos, y por supuesto los incondicionales de siempre. En el escenario se podía ver el backline de la banda: en el fondo teclados, a los laterales dos baterías y en la parte delantera un amplificador de bajo la izquierda y otro de guitarra a la derecha.

Los músicos que salen para acompañarla son: Ramiro Nieto a la batería (The Right Ons), Iván González “Chapo” al bajo y coros (M Clan, Xoel López), Manuel Cabezalí a la guitarra y sintes (Russian Red, Havalina) y Eduardo Martínez a los teclados (Sidoni). Una banda de lujo que haría las delicias de los que estábamos allí.

Todo comenzaba con uno de mis temas favoritos “Tú me llevas” de su primer disco. Acabando el tema de forma psicodélica, la banda (que era la primera vez que la veía) me sorprendió por su efectividad pues cada uno sabía bien como hacer su trabajo, aunque se percibía que no había mucha conexión entre ellos sonaban impecables. La mezcla era buena, gran trabajo del técnico. Los teclados eran los protagonistas y los sonidos atmosféricos, así como los loops y los delays de voz.

También cabe destacar el trabajo de la iluminación que me encantó usando muy poco o casi nada de luz frontal, creando así un efecto de color y saturación muy bonito además de usar los rockets (focos) sin filtrar dando toques cálidos de lámpara de incandescencia que tanto se echa de menos en el mundo LED en el que estamos todos sumergidos. Unas escenas lumínicas preciosas que se fusionaban con la estética general que lleva este fin de gira.

En el concierto fueron sonando temas de sus discos, “Cuando llega el leñador”, “La mujer América” (de la pareja tóxica). También nos regaló un pequeño guiño tocando “Te debo un baile” de Nueva Vulcano que hizo bailar a toda la sala al completo. Otro de los momentos estelares fué cuando contó su llegada a Barcelona y como le gustaba Mishima e intentaba en su primer concierto aquí tocar uno de sus temas favoritos “Qui n’ha begut”. En ese mismo instante daba paso a Dani Vega y David Caraben del grupo Mishima, que junto a la banda tocarían ese fabuloso tema.

Antes de finalizar,  Zahara hace subir al escenario a su banda de cuando estaba Barcelona, Xavi Molero a la Batería, Dani Vega a la guitarra, Narcís Corominas a los teclados y Miquel Sospedra al bajo. Cabe destacar que esta banda me pareció que aunque hacía años que no tocaban juntos sonaron más compactos y con mucha más química tocando “Funeral” y la preciosa “Olor a Mandarinas”. Ahora si llegamos al final con su “Caída Libre”, su baile y sus pelucas rubias. Todo el mundo a bailar por que “¡Yola mola mil!”.

Al final un buen sabor de boca, algo hecho con el corazón e ilusión y ejecutado de forma profesional a pesar del cansancio acumulado. Me encantó poder ver un proyecto tan personal y con tanto mimo, cuidado al milímetro y haciéndonos a todos disfrutar de su magia por unos instantes.

Fotos: Meritxell Rosell / Juanma Villanueva

1Zahara indielovers1 indielovers3

Escrito por

Desde pequeño me encantan los cacharros y un día en el altillo de casa descubrí una guitarra, ya tenemos el lío montado. Tengo la suerte de poder vivir de mi pasión produciendo la parte técnica y artística de eventos. Yo empecé pelando gambas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *