Mick Harvey (Apolo 2, 29/03/17)

Noche muy especial la que vivimos en La 2 de Apolo. No todo los días puede uno disfrutar a un ex-Birthday Party y también miembro de los Bad Seeds de Nick Cave y colaborador de PJ Harvey, como es Mick Harvey. Todavía enfrascado en ese afán recopilatorio obsesivo con las canciones de Serge Gainsbourg, el australiano ha publicado en menos de un año dos nuevos volúmenes de sus versiones del artista francés traducidas al inglés (‘Delirium Tremens’ e ‘Intoxicated Women’). Ya lleva 4 discos con esta temática, y eso que dice que Gainsbourg no es su artista favorito. Menos mal… Harvey iba acompañado, además, de un combo de lujo, encabezado por otro músico con el que está haciendo la gira mundial de PJ Harvey (y también miembro de Gallon Drunk o los Bad Seeds): James Johnston (teclados). Toby Dammit (Iggy Pop, Swans, The Residents) atacaba la batería, el bajo estaba en manos del alemán Yoyo Röhm, y encarnando las voces femeninas y segunda guitarra la luminosa Xanthe Waite (colaboradora habitual en discos y giras de Mick Harvey). Y para rematar, la guinda del pastel la ponía un cuarteto de cuerda local ya conocido por Harvey (habían tocado juntos en el Primavera Sound 2014): Cordes del Món.

IMG_4779

Con esta alineación de lujo y el inacabable repertorio del genial Gainsbourg, la noche tenía todos los elementos para que pudiéramos disfrutar de lo lindo. Harvey y su banda empezaron por uno de los primeros grandes éxitos del francés, ‘Le Poinçounneur Des Lilas’ (en su versión inglesa, ‘The Ticket Puncher’), y una vez el revisor nos picó el billete, empezó el viaje de regresión a los tiempos del París de la chanson y el ye-yé. Irónico y metido en el papel de poeta rompecorazones, el australiano siguió con más canciones de los dos primeros volúmenes de su homenaje, publicados dos décadas atrás: las recreaciones de ’69 Année Érotique’, ‘Chanson De Slogan’ y ‘Sous Le Soleil Exactement’ fueron el preludio a las primeras canciones de los dos últimos volúmenes (‘Ne Dis Rien’ y uno de los grandes éxitos de France Gall, ‘Poupee De Cire Pouppe De Son’). La banda sonaba tremendamente compacta, y como ya pasa en los discos, las canciones conseguían mantener con fidelidad el espíritu original, a pesar del cambio de lengua. Y el toque del cuarteto de cuerda le daba empaque y elegancia a canciones que brillan por sí solas: fueron cayendo clásicos del repertorio gaingsbouriano como ‘Harley Davidson’, ‘Ford Mustang’, la triste ‘Overseas Telegram’ que cantaba Jane Birkin, ‘Bonnie & Clyde’… la voz grave e impostada de Harvey contrastaba con la sensualidad de Xanthe Waite, rememorando a la perfección los duetos clásicos de Gainsbourg con sus amadas Birkin o Bardot. Lástima que al no estar Andrea Schroeder, la impactante versión alemana del clasiquísimo ‘Je T’Aime… Moi Non Plus’ (‘Ich Liebe Dich… Ich Dich Auch Nicht’) se quedara en un cover semiinstrumental con Harvey improvisando algunas partes vocales. Otro clásico, la contundente ‘Initials B.B.’, cerró el set, antes de un bis de 4 canciones para imaginarnos en el París existencialista, con el olor a Gitanes, y el fantasma de Gainsbarre pululando por la barra del Apolo, maldiciendo al público y no dejando títere con cabeza ni botella con contenido etílico por beber…

IMG_4922

Escrito por

Rarito como un tema de Sonic Youth; me excito con el ‘Psycho’ de los Sonics; si me cabreo, Pistols, RATM, Sandré, riot grrrls o Los Punsetes; me ponen igual soul, r’n’b, ye-yé, garaje, punk, r’n’r, indie o brit-pop. De mayor quiero ser Patti Smith, Iggy o John Waters. Ateo hasta que conocí a PJ HARVEY. Fui negro en otra vida… y hago el impostor como periodista musical y deportivo en radio, TV, webs y revistas varias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *