Lori Meyers (Razzmatazz, 23/12/23)

Lori Meyers (Foto: Meritxell Rosell)
Lori Meyers (Foto: Meritxell Rosell)
Lori Meyers (Foto: Meritxell Rosell)
Lori Meyers (Foto: Meritxell Rosell)
Lori Meyers (Foto: Meritxell Rosell)
Lori Meyers (Foto: Meritxell Rosell)
Lori Meyers (Foto: Meritxell Rosell)
Lori Meyers (Foto: Meritxell Rosell)

Era su fin de gira. Solo les quedaba ese concierto y el de final de año en Madrid. Y, como dijeron, celebraron la “casi” Nochebuena en Barcelona, con un público entregadísimo. Lori Meyers son una banda mítica de Granada, una ciudad muy importante si hablamos de cultura musical, tanto de pop-rock como en general. De allí han salido multitud de grupos y solistas que han triunfado, y algunos de ellos lo siguen haciendo. Como los Lori. Porque allí, en “Graná”, son “los Lori”, como la gente los conoce. Granada es una ciudad que me encanta, y uno de los motivos es ese, el circuito musical que tiene.

Lori Meyers (Foto: Meritxell Rosell)

Entré a la sala Razzmatazz cuando quedaba media hora para el inicio del concierto y ya se notaba el ambiente, que poco a poco se fue caldeando, con las entradas agotadas. Y puntual salió la banda andaluza al escenario, con Noni a la cabeza. Es ese tipo de cantantes que lo da siempre todo y no defraudó. A mitad del concierto ya estaba empapado del sudor. Y no me extraña.

Lori Meyers (Foto: Meritxell Rosell)

Tocaron temas de toda su discografía, incluyendo “Tokio ya no nos quiere”, incluido en su primer álbum (Viaje de estudios, 2004). Me gusta, y siempre lo digo, cuando los artistas recuerdan y homenajean sus inicios. También sonaron temas como “Luciérnagas y mariposas” (con la que se creó una estampa preciosa con las luces de los móviles), “Luces de Neón” o “Siempre brilla el sol”. Además, no estuvieron solos, colaboraron con ellos Manola (teclista de Rufus T. Firefly), con quien tocaron su último sencillo “Tú ya no dices nada”, Anni B Sweet y Kora, una cantante, esta última, que ya había sido telonera de Lori Meyers la última vez que tocaron en la ciudad condal.

Lori Meyers y Anni B Sweet (Foto: Meritxell Rosell)

Pero, cuando ya pensábamos que las colaboraciones habían llegado a su fin, nos sorprendieron con otra. Tocaron uno de sus grandes éxitos, “Emborracharme”, y cuando ya iban a hacer el último estribillo, salió al escenario Jordi Évole a cantar con ellos la última parte de la canción. Cabe destacar que es su grupo favorito y que, además, el periodista de Cornellà les imitó en el programa de televisión “Tu cara me suena”, cantando esa misma canción. Momento épico.

Lori Meyers y Jordi Évole (Foto: Meritxell Rosell)

Hicieron dos pausas, tocando al principio de los primeros bises una rumba catalana en acústico los tres miembros de la banda original, y acabando ese primer bis con “Mi realidad”, mi tema preferido de la banda. Y tras el segundo bis, acabaron con el tema “Alta fidelidad”, con Noni bajando al público, acabando de vaciarse.

Lori Meyers (Foto: Meritxell Rosell)

He visto varias veces a Lori Meyers y ya no me sorprende ese directazo, ni los bailes de Noni ni que acabe empapado. Rodeado de una gran banda y con unas colaboraciones de lujo que hicieron un fin de gira al nivel de lo que merecen, con la trayectoria que llevan. Un concierto muy completo. Además, “amenazaron” con volver el año que viene. ¡Veremos si lo cumplen!

En definitiva, un gran concierto, el último del año en mi caso. ¡Viva los Lori y viva Granada!

Escrito por

Adicto a conciertos y a festivales. Amo la música, casi tanto como a mis gatos. Y además de pinchar, tengo un programa de radio de música indie: 'Nota en el parabrisas'.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *