Dancefloor Meditations: los mantras de Jarvis

La primera cita de este Primavera Sound 2017 en el Heineken Hidden Stage dejó ayer el listón muy muy alto. Dicen de este escenario que es sitio de culto, y lo cierto es que en los últimos años servidor ha vivido allí citas inolvidables, como aquél concierto de los entrañables The Vaselines de hace un par de años, o la reunión de Lush del año pasado. Ayer tocaba Dancefloor Meditations, el experimento de speech, luces y música de los Pulp Jarvis Cocker y Steve Mackey. Tenía toda la pinta de ser una marcianada propia del genio creativo de Jarvis, y realmente lo fue, pero en el sentido positivo del término. Para empezar, porqué invitó a sentarse a todo el público en el suelo de ese párquing reconvertido en escenario para 700 personas donde casi puedes tocar al artista. El show comenzó al ralentí, con las explicaciones teóricas del carismático gurú del britpop noventero sobre mantras o la discriminación que sufrió un instrumento como el bajo en los años ’20 del siglo pasado. Las primeras exploraciones musicales son al ritmo del ‘Sexual Healing’ de Marvin Gaye, y ya con la gente nuevamente de pie, hay una pausa de 5 minutos para ir a buscar una cervecita fresca.

Y todo lo que vino después fue aumentando la intensidad in crescendo. Disposiciones teóricas y técnicas sobre el inicio de la música disco, o la búsqueda del ritmo perfecto, que concuerda con el de los latidos del corazón (y ahí la entrada de ‘Stayin Alive’ empieza a lanzar las emociones por el aire). Y el elegante e irónico discurso de Jarvis se va hilando con los ritmos que propulsa Steve con su portátil, juegos de luces estroboscópicas, y gamas de frecuencias sonoras extremas que te van impulsando a un estado mental de despreocupación, armonía y relax que lleva a tu cuerpo a dejarse ir mientras suena The Human League. El final de fiesta con Jarvis bajando entre el público a seguir con sus mantras de apología hedonista liberadora entre decenas de privilegiados desatados es de aquellas imágenes que no se me olvidará en la vida. Aquella sensación de haber vivido un momento para el recuerdo de la historia del festival. Si el Primavera 2017 empieza así de fuerte, no quiero ni imaginar cómo continuará estos días…

Escrito por

Rarito como un tema de Sonic Youth; me excito con el ‘Psycho’ de los Sonics; si me cabreo, Pistols, RATM, riot grrrls o Los Punsetes; me ponen igual soul, r’n’b, ye-yé, garaje, punk, r’n’r, indie o brit-pop. De mayor quiero ser Patti Smith, Iggy o John Waters. Ateo hasta que conocí a PJ HARVEY. Fui negro en otra vida… y hago el impostor como periodista musical y deportivo en radio, TV, webs y revistas varias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *