50 años sin Jim Morrison

Este 3 de julio de 2021 podría ser una fecha como tantas otras. Pero en el calendario del rock no lo es, ya que es el día en que se cumplen 50 años de la muerte de Jim Morrison, cantante de The Doors. Uno de los grandes iconos del rock, y como tal, figura llena de luces y sombras. Admirado por su genialidad, su enorme personalidad y carisma, su sensibilidad poética, o su actitud rebelde y desafiante ante lo establecido y ante la autoridad. Cuestionado por sus excesos, sus arranques violentos y sus tics caprichosos. Copiado por muchos (desde Michael Hutchence hasta Bunbury). Amado por mucha gente y odiado por otra tanta. Miembro del triste Club De Los 27. Envuelto de un aura de misterio, y convertido en leyenda tras una trágica muerte que ha alimentado muchas teorías y que ha convertido el cementerio parisino de Père-Lachaise en centro de peregrinación (y de pillaje) mundial.

Tumba de Jim Morrison (Foto: BBC / AFP)

Sea como sea, su legado en la historia del rock y de la música y la cultura popular es incuestionable. Seis discos en vida con la banda que compartió con Ray Manzarek, Robby Krieger y John Densmore. Algunos de ellos, clásicos incunables de la historia del rock (‘The Doors’, ‘Strange Days’, ‘Morrison Hotel’, ‘L.A. Woman’…) que sería pecado que no hubieras escuchado. Al margen de la controvertida película de Oliver Stone, decenas (o centenares) de documentales y libros podrán acercarte a la figura de Morrison. O estos días puedes encontrar también en el quiosco un reportaje dedicado al medio siglo de su muerte o de la edición del 50 aniversario de ‘L.A. Woman’ en la revista Ruta 66.

Aceptando todas sus aristas, su brillo y su oscuridad, larga vida al Rey Lagarto.

Escrito por

Rarito como un tema de Sonic Youth; me excito con el ‘Psycho’ de los Sonics; si me cabreo, Pistols, RATM, riot grrrls o Los Punsetes; me ponen igual soul, r’n’b, ye-yé, garaje, punk, r’n’r, indie o brit-pop. De mayor quiero ser Patti Smith, Iggy o John Waters. Ateo hasta que conocí a PJ HARVEY. Fui negro en otra vida… y hago el impostor como periodista musical y deportivo en radio, TV, webs y revistas varias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *