Shinova + Bastante (La [2] de Apolo 21/12/17)

Es jueves en Barcelona, hace frío, ya se huele el espíritu de la navidad y hay elecciones. Aunque podría ser interesante, no vamos a hablar de eso. Vamos a hablar de los conciertos de esta noche en la [2] de Apolo, donde coinciden el fin de gira de presentación de los álbumes “Volver” y “Gala”, de Shinova y Bastante, respectivamente. Abren puertas puntualmente, y para no perder la costumbre, ahí estoy el primero. Me gusta estar en primera fila por esa conexión directa que se crea con las bandas sin nadie de por medio. Vamos allá. ¡Ah! Que no os engañe lo de “fin de gira”, porque en 2018 los podremos ver en festivales.

Bastante #6 copia

Bastante

Serán Bastante los encargados de poner en marcha la velada. Los barceloneses traen “Gala” bajo el brazo, su segundo trabajo, publicado este mismo 2017, y que es la continuación de un brillante debut, “Verter el Vacío” (2015). Y con René, un tema de ese disco abren su actuación, que da paso a Hasta el Mango y La Hermandad, que pertenecen a “Gala”. Despachan las canciones con elegancia. Pop bailable, luminoso, hecho con buen gusto. Eso, y un sonido impecable, que ya es una constante en la renovada sala [2] de Apolo, son una combinación perfecta para empezar la noche de la mejor manera posible, entre bailes, reefs, historias cercanas, guitarras enérgicas y melodías alegres. Van lanzando los temas en un recorrido que incluye canciones de sus dos trabajos, como El Estanque, La Mitad es Niebla, Alga y Tiniebla o Sentado En El Alféizar. Un recorrido por un puñado de canciones con personalidad propia. Un recorrido en línea ascendente hasta culminar con De Cuando Pisamos Los Ceniceros Con Las Luces Apagadas. Un final eufórico. Definitivamente, Bastante han demostrado ser una apuesta segura.

Shinova #17 copia

Shinova

Y después de un comienzo inmejorable, es ahora el turno para Shinova, una banda procedente del País Vasco, y que en los últimos años se ha hecho con un hueco a su medida entre nombres como Izal, Supersubmarina o Vetusta Morla. Presentan “Volver”, su cuarto álbum, que los reafirma como una banda con una propuesta sólida y que seguro perdurará en el tiempo. Saltan al escenario con la seguridad del que tiene el control sobre lo que hace. No solo tienen talento, también tienen actitud. La primera ráfaga es El Combate Del Siglo, El País De Las Certezas, Viajero y Niña Kamikaze, una incursión directa y sin anestesia al disco “Volver”. Pop y rock contundente por una parte y delicado por la otra. Parece que la fórmula es eficaz, y viéndolos ahí arriba parece hasta sencilla. Ya estamos metidos de lleno en un directo abrumador. Echan una mirada atrás y sueltan Ana, de “Ana y El Artista Temerario” (2015), del que más adelante rescatarán algún tema más. Pero antes Doce Meses (El Año Del Maravilloso Desastre) y Tengo.

Shinova #30 copia

Shinova

Shinova son una fuente inagotable de energía y un derroche total de ritmos electrizantes. Gravedad Cero, Mensaje de Emergencia o Ser Espiritual son otros de los temas de esta noche. La voz de Gabriel se alza personal y profunda por encima de las nuestras en Volver, que da nombre al álbum y que para algunos ya es un himno. Una grata sorpresa llega en Qué Casualidad, con la colaboración especial de Shuarma, y el público enloquece. La sala está llena aunque no hasta los topes, pero lo que sí es indiscutible, es que la totalidad de los asistentes están entregados por completo. Ya llevamos algo más de una hora y se toman un respiro antes de unos bises maravillosos. Las canciones extra incluyen un tema nuevo, que pese a ser nuevo juro que había gente cantándolo, y una versión del clásico de Nacha Pop, La Chica De Ayer, que han sabido dotar de su sonido personal de una manera del todo acertada, además de La Ciudad Dormida, Para Cambiar El Mundo y A Treinta Metros que cierra la actuación. Una mezcla homogénea de guitarrazos, ritmos vertiginosos, buen hacer y muchas emociones, que han hecho de la velada una ocasión para recordar. Ha sido una noche intensa en la que los vascos han dejado claro que poseen una propuesta infalible.

Y ahora solo queda abrigarse bien y volver a casa. Y por supuesto atesorar en la memoria las actuaciones de hoy.

 

Alex Panda

Escrito por

Pseudoartista, diabético y malas pulgas. Rarito y difícil como la propia vida. Algunos me consideran un hombre burbuja. Y de ser cierto ¿Qué? Así es como soy y me gusta. Dios como el arte no existe, pero si Dios existiera sería Banksy. Osos panda, Street Art, guitarra, skate, cine, Barcelona… pero sobre todo música! De Joy Division a Las Ruinas, pasando por The Pixies, Refused, Yo La Tengo, Rancid, Mercromina, Eels o El Niño Gusano entre millones. ¡Ah! Y amo a LAS ODIO. Aunque Weezer salvó mi vida, si esta tuviera banda sonora, sería Los Planetas, Surfin´ Bichos y Chucho a partes iguales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *