Clap Your Hands Say Yeah (El Pumarejo, 16/02/24)

Clap Your Hands Say Yeah (Foto: Ignasi Trapero i Martínez)
Clap Your Hands Say Yeah (Foto: Ignasi Trapero i Martínez)
Clap Your Hands Say Yeah (Foto: Ignasi Trapero i Martínez)
Clap Your Hands Say Yeah (Foto: Ignasi Trapero i Martínez)
Clap Your Hands Say Yeah (Foto: Ignasi Trapero i Martínez)

Un año más, el Let’s Festival se dispone a alegrarnos lluviosas noches de invierno fake como las de este viernes en que se inauguraba la 19ª edición. Los brazos de pulpo de Indie Lovers llegaron a dos de las tres salas en que había actividad esa primera noche: pronto encontrarás en esta misma web el encuentro de Jordi Trenzano con el doble cartel que protagonizaban Los Yolos + La Culpa en l’Espai Zowie; y servidor se fue hacia El Pumarejo para disfrutar de uno de los nombres internacionales del cartel, los clásicos Clap Your Hands Say Yeah. O, en este caso, deberíamos decir propiamente Alec Ounsworth, ya que el líder de la banda estadounidense aterrizaba en solitario, dentro de una gira europea con el piano y su tan característica voz como únicas armas sonoras para defender su propuesta, popularizada a principios de siglo con hits rompepistas en cualquier discoteca indie que se preciara. Una apuesta arriesgada y valiente que nos despertaba la curiosidad encendida semanas atrás con el EP de título diáfano, ‘Piano & Voice’ (2024), y que aquí iba a ampliar más allá de las 4 canciones que conforman este trabajo.

Clap Your Hands Say Yeah (Foto: Ignasi Trapero i Martínez)

Poco después de las 10 de la noche salió Alec al escenario, caminando desde detrás del público, entre el pasillo central que formaban las sillas ubicadas en la sala del callejón oscuro. Vestido elegante, con camiseta negra, pantalón y americana verde, gafas y su habitual gorra, saludó a la gente que llenaba los asientos, si bien el aforo habría podido ampliarse de haber sido necesario. Apenas hicieron falta unas ‘Some Loud Thunder’ o ‘Misspent Youth’ para calentar motores y empezar a entrar en la dinámica de un show de canciones empalmadas y transformadas, como si de una jam session a piano se tratara, si bien la libreta con apuntes en el suelo apuntaba que había un guión y un camino a seguir. ‘Better Off’ y ‘Unfolding Above Celibate Moon (Los Angeles Nursery Rhyme)’ nos llevaron a los tiempos de ‘The Tourist’ (2017) con la desnudez de teclas y cuerdas vocales, mientras ‘Details Of The War’ fue el primer paso por el celebrado disco de debut homónimo que cumplirá 20 años en 2025. Alec confesó sentirse muy cómodo, felicitó a la técnica de sonido de la sala (Alex) por el sonido limpio y rimbombante (“clean and bombastic“, fueron sus palabras exactas) y pidió disculpas a los asistentes de sus conciertos previos en capitales europeas como París, Amsterdam o Londres, y es que el concierto bueno estaba siendo esta noche en L’Hospitalet.

Clap Your Hands Say Yeah (Foto: Ignasi Trapero i Martínez)

Llegó el momento para su último disco hasta la fecha, ‘New Fragility’ (2021), con la canción que le da nombre y la bella ‘Where They Perform Miracles’ que, cambiando la guitarra original por el piano, ganó en solemnidad. Trallazos como ‘Satan Said Dance’ reinaron en la sesión de transformismo sónico, dejando de lado la fresca pegada y enérgica chispa con las que la conocíamos para demostrarnos que hay otras maneras de tocar hueso. La intensidad emocional de ‘In This Home On Ice’ o de la preciosa ‘Mirror Song’ elevaron la velada a cotas de alto calado, y Ounsworth nos volvió a romper la cintura con las relecturas de ‘Ambulance Chaser’ o ‘Into Your Alien Arms’, explicando sus andanzas como estudiante de piano con un recto y exigente profesor al estilo del que encarnaba J.K. Simmons en ‘Whiplash’. Alrededor de una hora después de iniciar el set, Alec anunció que tocaría una última canción antes de irse a hacer la comedia y volver para el bis: y, aunque personalmente tenía dudas de si también las adaptaría a este formato, el artista estadounidense quiso tener un último guiño con el público de esa Barcelona que le enamora (curioso proceso contrario al de la gente nacida aquí, que cada vez detestamos más esta ciudad…): antes de hacer el paripé, con esa versión ralentizada de ‘Upon This Tidal Wave Of Young Blood’; y, tras los aplausos de un público encantado, con el hit por excelencia de su carrera, ‘The Skin Of My Yellow Country Teeth’, también tamizado con cura y esmero para rematar una noche distinta, donde pureza y desnudez le pudieron a ornamentos y sobreproducción. Y es que, al final, en la vida hay que volver a la esencia para encontrar la verdadera razón de ser.

Clap Your Hands Say Yeah (Foto: Ignasi Trapero i Martínez)
Escrito por

Rarito como un tema de Sonic Youth; me excito con el ‘Psycho’ de los Sonics; si me cabreo, Pistols, RATM, Sandré, riot grrrls o Los Punsetes; me ponen igual soul, r’n’b, ye-yé, garaje, punk, r’n’r, indie o brit-pop. De mayor quiero ser Patti Smith, Iggy o John Waters. Ateo hasta que conocí a PJ HARVEY. Fui negro en otra vida… y hago el impostor como periodista musical y deportivo en radio, TV, webs y revistas varias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *